viernes, 27 enero 2023
 
  Inicio  
  banner
banner
 
Menu de Publicación
Publicar Aviso
Publicar Fecha de Recital
Publicar Link
Menu Principal
Inicio
Clasificados
Links
Buscar
Contacto
Registro
Username

Clave

Recordar contraseña
¿olvidaste tu clave?
¿Aun no tienes una cuenta? Crear una
RSS
Canal de noticias
 
Bateria -La heterometria Imprimir E-mail
Contributed by federico landaburu   
 (El siguiente texto, fue facilitado por el Gran Docente Argentino Gentile Pont, si desean mayor información pueden remitirse a su sitio www.gentilepont.com.ar).
La heterometria y la irregularidad rítmica alterna el principio de la simetría musical y crea complejidades que es imposible abstraerse a ciertos niveles de reflexión.
Para explicarnos como es posible para una persona aprender música, por ejemplo y ante todo, ritmos y su ejecución de lo mas simple a los mas complejo, debemos analizar el sistema nervioso central.


Image

Este sistema esta formado por millones de neuronas, que con células especificas del mismo. Y aunque es un todo, se lo divide en diferentes partes: el central (encéfalo y medula) y periférico (nervios craneales y raquídeos).
Al ubicarnos en el cerebro, decimos que son seis partes que lo confirman, siendo estas bulbo, protuberancia, cerebelo, etc.  Así se define por ejemplo, que al cerebelo, le corresponde la coordinación de movimientos musculares finos, precisos, como los de un músico.
Los hemisferios cerebrales que nosotros observamos por dibujos como dos masas llenas de surcos, tiene una función distinta: dirigir la conducta aprendida, como también ser la base de la inteligencia, la memoria, conciencia, discernimiento, etc.: Aquí, en el cerebro anterior están la mitad de todas las neuronas: La corteza cerebral, su parte mas externa, se halla dividida en la llamada “Cisura de Rolando”, que divide en zonas motoras y zonas sensitivas.
Su parte interna se le conoce como zona de asociación, donde esta el máximo de nuestro sistema. Con ella, aprendemos, memorizamos, imaginamos, forjamos nuestra personalidad,, integrándose todo lo que llega al encéfalo.
Podemos con este esquema averiguar como aprendemos a tocar un ritmo o anti ritmo, para, a su vez, ejecutarlo:
Primero el maestro nos enseña en forma repetitiva y progresiva ritmos. Nosotros oiríamos veríamos, sentiríamos la vibración. Estos estímulos entrarían a nuestro sistema nervioso central por medios sensitivos (Oídos, ojos) y raquídeos (tacto y presión) .Viajarían velozmente por la medula espinal y cruzando el bulbo, llegarían a una zona sensitiva. De allí pasarían a la zona de asociación para grabarse por medio de enagramas.Luego podríamos repetir lo aprendido. El mensaje saldrá de esta zona hacia la corteza motora, haciendo el camino inverso hasta llegar a los grupos musculares con la orden de repetir los que percibimos, así y con entrenamiento podríamos llegar a efectuar movimientos más  complejos y disimiles. Nuestro sistema nervios central ha grabado, analizado, ejecutado, programado  y corregido la información.
El músico a través de su entrenamiento implementa ritmos e internaliza movimientos con un ritmo determinado. Expresa sonidos con una secuencia dada, fijando de modo automático el tiempo. En ocasiones, al interpretar una melodía, se puede retraer para dar expresión emotiva a la música (tempo rubato), el retraso o avance lo hace en algunas de las notas, pero cuadra al final de compas.
Pueden existir variaciones en la ejecución, según el día, el animo o mejor dicho, según variaciones que se producen en al red neuronal cortical cerebral y de neurotransmisores.
Desde el punto de vista neurofisiológico, es sabido que el hemisferio izquierdo maneja los movimientos del hemicuerpo derecho y viceversa. Entonces decimos que hay una interacción fundamentalmente cruzada
En el caso de la percusión  es mucho mas complejo, ya que el baterista puede tocar con la mano derecha un ritmo llevando otro en la mazo izquierda otro, y en tanto que los pies, se alterna o combina de modos diferentes, sean alternados o repetidos en sus movimientos. El problema es mucho mas  profundo de analizar, dado que  con un hemisferio y con la zona motora del hemisferio izquierdo, por ejemplo, da golpes arrítmicos con mano derecha sobre el tambor, en tanto que con el pie y también del lado derecho percute el bombo a un ritmo y tiempo fijos, diferente. Esto ocurre porque el cerebro es capaz de fijar, memorizando en la red neuronal un ritmo fijo, que luego expresa de modo automático. Por eso lo fundamental de la practica repetitiva, para asegurar la internalización del movimiento requerido.
Existe además una retroalimentación, por el cual el ejecutante se escucha, analiza y realiza correcciones o modificaciones varias.
El percusionista va leyendo en la partitura con complicado código de señales que llegan por la vía ópticas para ser conducidos en forma de impulso nerviosos hasta la corteza occipital, donde son percibidos, reconocidos e interpretados.
Por ultimo decimos que las funciones musicales integran tres funciones y habilidades: 1) Sentido del ritmo, de origen biológico probable.” Sentido de sonido, que precisas cualidades de intención, duración, timbre y tonalidad. 39 La aptitud para convertir las percepciones musicales en una decodificación emocional e intelectual valido para compositores e intérpretes musicales.

Dr. Juan Carlos Gómez Gonzales, Profesor Titular ( Universidad de Chile)

Next >
Encuestas
¿Que medio usaste MAS para adquirir música en los últimos dos años?
  
Ultimos Articulos
Quien está Online
We have 122 guests online

ness.jpg


Disenado Y programdo por NESS